Padre e hija: Mariano García Forcada y Ruth García, de la firma Protocolo

Mariano García Forcada y su hija, Ruth García, de la firma Protocolo, conversaron con La Gaceta sobre su relación personal y profesional. / Por: Emmanuel Sandoval.

Padre e hija: Mariano García Forcada y Ruth García, de la firma Protocolo 1

Protocolo fue creada en 1991 por Mariano García Forcada (actual presidente y director creativo de la firma) en Zaragoza, España. La historia de su familia en la industria textil comenzó en 1908, cuando Mariano García Perales —su abuelo— se quedó a cargo de la boutique La Octava Maravilla, que se especializaba en tejidos de punto. Mariano García Tafalla, padre de García Forcada, continuó el negocio, ampliando la oferta de diseños y otros textiles. El legado de los García permanece vivo gracias a una nueva generación, liderada por Ruth García, hija del fundador de Protocolo y directora general de la compañía. La Gaceta conversó con ambos durante su más reciente visita a la Ciudad de México sobre sus distintos puntos de vista y el placer que sienten al trabajar juntos.

Padre e hija: Mariano García Forcada y Ruth García, de la firma Protocolo 2

Ruth García y Mariano García Forcada.

 

Este año, la familia García celebra 110 años en la industria textil. ¿Cuáles han sido los mayores retos a los que se han enfrentado para mantener viva esta historia?

Mariano García Forcada [MGF]: La tradición ha cambiado a lo largo de los años. Mi abuelo inició en el mundo textil casi por error [risas]. Y las generaciones que siguieron fueron cambiando el concepto e hicieron cosas que iban más con sus personalidades y deseos. Yo, por ejemplo, tenía muy claro que mi proyecto tenía que estar directamente relacionado con trajes de ceremonia. Mi idea, desde siempre, fue crear una firma que vistiera a los hombres en los momentos más importantes de su vida.

Ruth García [RG]: ¿Qué te puedo decir? Yo crecí rodeada de este mundo y nunca dudé en unirme a mi padre. Él es un hombre que ha trabajado muchísimo toda su vida y me voy a asegurar de mantener vivo su legado. Y como él lo ha mencionado, es probable que en un futuro yo también haga algunos cambios que se ajusten un poco más a mi visión empresarial y de diseño.

Padre e hija: Mariano García Forcada y Ruth García, de la firma Protocolo 3

¿Qué tan sencillo, o complicado, ha sido trabajar juntos, tomando en cuenta lo que acabas de mencionar respecto a la forma de hacer negocios y al estilo que cada uno tiene?

MGF: ¡Las cosas se siguen haciendo a mi manera! [risas]. Miento. Honestamente, Ruth ha sido mi mayor aliada a lo largo de todos estos años. Nos encanta trabajar juntos, y cuando hemos tenido que llegar a un acuerdo, ambos sabemos escuchar y encontrar un punto medio. Ella es una mujer inteligentísima y confío ciegamente en su talento.

RG: ¡Papá! ¡Nunca habías dicho eso!

MGF: ¡Lo he dicho millones de veces! [risas].

RG: Mi trabajo como directora general de la compañía implica ciertas responsabilidades. Una de ellas es mantener en línea al director creativo [risas]. A veces mi padre se emociona y quiere hacer cosas que no son rentables o que sabemos que no van a funcionar. Al final, siempre hay un margen para que él haga lo que quiera, pero tengo que asegurarme de que todo se haga de una forma muy responsable y que no afecte al negocio.

¿Qué es lo más importante que has aprendido de trabajar con tu hija?

Siempre me ha quedado claro que Ruth es una persona capaz de hacer lo que se proponga. Trabajar con ella me ha ayudado a entender que a veces los viejos somos demasiado necios [risas]. Ella me ha enseñado que los tiempos son ahora otros, que si no nos renovamos constantemente, estamos destinados al fracaso.

“Ruth ha sido mi mayor aliada a lo largo de todos estos años. Nos encanta trabajar juntos, y cuando hemos tenido que llegar a un acuerdo, ambos sabemos escuchar y encontrar un punto medio.”

Ruth, ¿tú que has aprendido de los métodos y estilo de trabajo de tu padre?

No creo que él sea tan necio como dice. Desde el primer día que puse un pie en las oficinas de Protocolo, mi padre ha estado dispuesto a escucharme, a dialogar y a entender mi forma de hacer negocios. Hay ciertas actividades que él hace que me causan mucha gracia, porque nadie de mi generación trabaja así. Pero he aprendido que, a veces, no hay nada mejor que tomar una hoja en blanco y un boli [pluma] y escribir, bocetar e incluso sacar cuentas. Mi padre me ha enseñado que nuestras diferencias nos hacen más fuertes juntos. Cada uno aporta sus conocimientos y estilos.

¿Qué me pueden decir sobre sus ideas de lo que es el estilo y cómo tendría que evolucionar éste para que Protocolo continúe estando en el gusto de las nuevas generaciones?

RG: Acabas de tocar un tema muy importante. Ahora vas a ver cómo discuten las familias españolas [risas]. Mi papá es el director creativo y él tiene una idea clarísima de cómo tiene que vestirse un hombre. Para él, la formalidad y la elegancia son básicas. Para mí, el concepto de un caballero puede ser un poco distinto. Podría decirse que ése es uno de los temas que siempre están sobre la mesa: ¿Cómo es el nuevo hombre Protocolo? Yo diría que es muy distinto al de hace 10 años. La industria de la moda masculina ha evolucionado de una forma monumental y eso nos obliga a buscar métodos para atraer a ese hombre moderno.

MGF: Es muy simple, hija. ¡La elegancia no ha cambiado en siglos! Un caballero es aquel que siempre luce impecable, que busca lo mejor de lo mejor, no solo para sentirse bien consigo mismo, sino para hacer sentir bien a los que le rodean. Un hombre con estilo solo demanda una calidad suprema, y eso es lo que nosotros ofrecemos en Protocolo. ¡Punto! [risas].

Padre e hija: Mariano García Forcada y Ruth García, de la firma Protocolo 4

¿Cuál es el siguiente paso en la evolución de Protocolo?

MGF: El relevo generacional está cada vez más cerca. Gracias a Dios tengo salud y puedo seguir trabajando, pero no falta mucho para que Ruth sea la única cabeza de esta empresa. Sé que va a hacer un excelente papel y deseo con todas mis fuerzas estar ahí para ver su éxito.

RG: Esa respuesta solo le agrega más presión a mi labor [risas]. Espero ser una digna representante de la familia García y continuar con la labor que empezó mi bisabuelo hace 110 años

 

Conoce la propuesta completa de temporada dando clic aquí.

Protocolo de venta en El Palacio de Hierro Guadalajara, Monterrey, Polanco, Puebla y Santa Fe.

NOTAS RELACIONADAS