Robert Buchbauer, CEO de Swarovski

Durante la más reciente edición de Baselworld, nos reunimos con Robert Buchbauer, CEO de Swarovski. / Por: Alonso Escudero.

En 1891, inspirado por la idea de crear un “diamante para todos”, Daniel Swarovski inventó una máquina eléctrica capaz de tallar cristal con increíble precisión. Cuatro años después, fundó Swarovski en los Alpes austriacos. A lo largo de más de 120 años, la marca ha revolucionado la industria con innovadores métodos para cortar y pulir cristales y otras piedras preciosas. Esa tradición la continúa la quinta generación de la familia, liderada por Robert Buchbauer, su actual CEO, quien no es solo un apasionado de la joyería, sino también de la relojería. Esto fue lo que nos platicó.

Robert Buchbauer, CEO de Swarovski 1

Robert Buchbauer.

Es un gusto saludarte, como cada año, aquí en Basilea. ¿Qué novedades tiene Swarovski para 2018?

Siempre es un placer platicar con La Gaceta. En esta ocasión estamos presentando varios conceptos y desarrollos de los que nos sentimos extremadamente orgullosos. Uno de ellos nos llevó casi tres años de intenso trabajo e investigación. Se trata de un nuevo reloj llamado Crystal Lake [que será lanzado en el Otoño], una pieza hermosa y en la que fueron necesarias múltiples pruebas para lograr uno de nuestros objetivos principales: construir un guardatiempos que fuera el reflejo perfecto de la historia de nuestra firma y que, además, dejara muy claro que Swarovski tiene el expertise para competir con los grandes de la industria relojera.

Cuéntanos un poco más de las características técnicas y estéticas, que hacen de este reloj una pieza excepcional.

Tanto la parte estética como la técnica van muy de la mano en la creación del Crystal Lake. Hemos tomado una sola pieza de cristal de zafiro y le hemos dado 65 facetas para crear la ilusión de un lago cristalino con la que hacemos un merecido homenaje al material primordial de la firma. El reto de facetar un cristal en tantas caras no era el único. Teníamos que lograr que fuera de un grosor mínimo para poder convertirlo en la parte central de un reloj. El resultado es una de las estructuras más delgadas que hemos desarrollado, por lo que se convierte no solo en un gran logro para la marca, sino en una hermosísima pieza que estamos seguros será una de las favoritas de nuestros clientes.

CRYSTAL LAKE

Robert Buchbauer, CEO de Swarovski 4

Una de las líneas destacadas de la nueva colección de relojes Swarovski. Encarna las características esenciales de la marca: innovación, modernidad, atrevimiento y excelencia artesanal. La esfera, realizada en una única pieza maciza de cristal zafiro facetado, es una oda al brillo radiante del cristal, y concede al material insignia de la marca un destacado papel protagonista.

Al igual que Swarovski, muchas otras firmas están desarrollando relojes cada vez más delgados. ¿Crees que esta tendencia va a continuar por mucho tiempo?

En el caso de Swarovski, que tiene una clientela en su mayoría femenina, estamos conscientes de que tenemos que ofrecer piezas que sean delicadas y que ayuden a reforzar las historias que estamos contando con nuestra joyería, llenas de magia, color y finos detalles. El Crystal Lake no es diminuto [su caja es de 35 mm], pero decidimos diseñarlo lo más minimalista posible para que el gran protagonista fuera el cristal facetado.

Fue en 2009 cuando Swarovski creó su división de relojería. ¿Cuáles son los retos más grandes a los que se han enfrentado?

Fue sin duda el de integrar cristales en cada una de nuestras piezas. Además, teníamos muchas dudas y sabíamos que estábamos entrando a una industria muy competitiva. Swarovski tiene mucha historia y conocimiento en el mundo de la joyería, así que este proyecto fue como apretar el botón de reinicio en muchos sentidos. No queríamos simplemente agregar cristales a una pieza genérica de relojería, sino crear guardatiempos que pudieran competir en una industria en la que hay firmas que tienen cientos de años de experiencia. Yo siempre creí en este proyecto y afortunadamente ha dado muchos frutos.

“La industria de la relojería nos obliga a ser precisos, puntuales y muy originales.”

Además de la competencia relojera, el mundo en esos momentos pasaba por una fuerte recesión.

¡Recuerdas muy bien! Muchísima gente nos dijo que estábamos locos por entrar en la industria en ese momento, pero por lo mismo tuvimos que desarrollar un extenso plan de acción. La reacción de la gente fue muy favorable y nuestros clientes quedaron fascinados con la idea de tener un reloj Swarovski. A pesar de la crisis que estaba viviendo la industria de la relojería, nosotros fuimos capaces de crear piezas que no solo fueran diferentes, sino que además tuvieran precios competitivos y una calidad excepcional. Después vino el reto más complicado de todos, pero también salimos avantes.

¿Te refieres al de desarrollar sus propias tecnologías y movimientos?

¡Así es! Lo más valioso que tiene la firma es su ADN y en Swarovski estamos muy orgullosos de él. La compañía siempre ha estado en manos de la familia y todo lo que hacemos tiene que ser auténtico, debe tener nuestro sello particular y eso se puede perder cuando permites que un tercero se involucre. Lo más fácil habría sido que le diéramos nuestros cristales a otra compañía y que simplemente los pegara en la carátula, pero en Swarovski nada de lo que hacemos es genérico y ésta no iba a ser la excepción.

Robert Buchbauer, CEO de Swarovski 3

RELOJ STELLA

¿Cuáles dirías que son las características que busca una mujer en un reloj Swarovski?

¡Brillo! Pero en un sentido en el que éste va más allá de ser un simple elemento decorativo, porque como lo mencioné antes, podría ser algo genérico y común, pero nosotros no trabajamos así. Además, ahora las mujeres, más que nunca, están muy interesadas en el mundo de la relojería, y no solo buscan un accesorio, sino una pieza funcional y tecnológica. Eso nos obliga a estar muy atentos a las tendencias y a buscar que cada uno de nuestros relojes sea una pieza de la que todas se sientan orgullosas.

¿Esto significa que tu trabajo es una carrera contra el tiempo?

[Risas]. ¡Me encanta esa analogía! Intentamos que el tiempo sea nuestro mejor aliado. Tanto la industria relojera como la joyera requieren que seamos precisos, puntuales y que tengamos muy claro a dónde queremos llegar.


MUNDO CRISTALINO

Cada pieza de Swarovski cuenta una historia y es reflejo de más de 120 años de maestría artesanal.

Robert Buchbauer, CEO de Swarovski

Swarovski de venta en El Palacio de Hierro.

NOTAS RELACIONADAS