Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas

Chiara Ferragni pasó de ser una de las influencers más populares de su generación a una de las empresarias más exitosas.
Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas 2

Fotografía de campaña de la colección Primavera-Verano 2018. Imagen cortesía Cara Ferragni.

El nombre Chiara Ferragni —se pronuncia Quiara Ferrañi— puede que no sea familiar para ciertas generaciones, pero el alter ego de esta italiana de 29 años, The Blonde Salad, se ha convertido en uno de los fenómenos, y negocios, más prolíficos de la última década. En octubre de 2009, la entonces estudiante de Derecho (Universidad Bocconi de Milán) comenzó a utilizar las plataformas sociales Flickr y Lookbook.nu para compartir imágenes diarias de sus outfits, así como consejos de moda y estilo y tips de viaje.

Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas 3

Chiara Ferragni, embajadora de Pomellato.

 

The Blonde Salad, que en inglés significa La Ensalada Rubia, nombre con el que Ferragni bautizó a su sitio web por ser una combinación de distintos “ingredientes”, se convirtió en tan sólo un par de años en el referente de lifestyle de millones de personas. De acuerdo con datos de The Business of Fashion, a cinco años de su creación, The Blonde Salad recibía 600 mil visitantes y más de seis millones de clics diarios.

Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas 4

SU BUEN OJO

“Cuando comencé The Blonde Salad, el fenómeno de los influencers y bloggers aún era desconocido”, le dijo Chiara a The Guardian a finales del año pasado, “yo fui una de las primeras en aprovechar el nacimiento y auge de las redes sociales para mostrar mi pasión por la moda y los viajes, pero sabía que tenía que trascender”. Junto a su entonces novio, Riccardo Pozzoli, la originaria de Cremona, en Lombardía, creó un blog que, como ella lo ha definido en distintas entrevistas, “iba más allá de subir fotos lindas con outfits imposibles de comprar”. Su estilo personal y su “ojo” para las tendencias la llevaron a crear su propia firma de ropa y accesorios.

Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas 5

CHIARA FERRAGNI COLLECTION

Reconocida por sus gestos irreverentes y hermosos ojos azules, Chiara creó el ahora famoso logotipo del guiño, que comenzó a imprimir en diversos accesorios en 2013, cuando fundó la marca Chiara Ferragni. “La idea inicial era diseñar piezas que revelaran mucho de mi personalidad”, le dijo Ferragni al periódico italiano Corriere della Sera. “La reputación de los influencers comenzó a ser pésima y muchas de las grandes editoriales del mundo nos desprestigiaron, pero yo no me iba a rendir”. La empresaria ha aparecido en más de 50 portadas, entre ellas Vogue, y tiene ahora un imperio de estilo de vida valuado en millones de euros.

Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas 6

MÁS ALLÁ DE LAS REDES

Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas 7

Con la llegada de Instagram al mundo de las redes sociales, The Blonde Salad y Chiara Ferragni se convirtieron en dos de los perfiles más populares. La primera (@theblondesalad) tiene más de 500 mil seguidores, y la cuenta personal de la empresaria (@chiaraferragni) ¡casi 13 millones! El éxito de Chiara, además, va más allá de Instagram. La fashionista ha aparecido dos veces en la lista “30 under 30” de la revista Forbes, que celebra a los empresarios de menos de 30 años que han sido exitosos con sus proyectos. Además, el suceso y éxito de Chiara es ahora materia de estudio en la Escuela de Negocios de Harvard y la italiana se ha convertido en embajadora de marcas como Pomellato y Louis Vuitton.

Chiara Ferragni, una italiana como muy pocas 8

Chiara Ferragni de venta en El Palacio de Hierro Monterey, Perisur, Polanco y Santa Fe.

En este artículo: Chiara Ferragni, Chiara Ferragni
NOTAS RELACIONADAS