Hubert de Givenchy, un hombre, una leyenda

El día de ayer se anunció la muerte de uno de los couturiers más destacados e importantes del siglo XX: Hubert de Givenchy.

Hubert de Givenchy, un hombre, una leyenda 1

Ayer, lunes 12 de marzo, se difundió la terrible noticia del fallecimiento de uno de los hombres más destacados e influyentes de la moda de la segunda mitad del siglo XX, Hubert de Givenchy, quien fundó su firma homónima en 1952. Tenía 91 años.

“Con gran tristeza la Casa Givenchy anuncia el fallecimiento de su fundador Hubert de Givenchy, una importante personalidad del mundo de la alta costura francesa y un caballero que ha simbolizado la elegancia y el estilo chic parisino por más de medio siglo. Su enrome influencia  y su enfoque del estilo resuenan hasta nuestros días. Lo extrañaremos profundamente”, comentó la firma a través de sus redes sociales oficiales.

En los inicios de su carrera, Givenchy trabajó de la mano de importantes couturiers como Pierre Balmain, Christian Dior y Elsa Schiaparelli. A la edad de 25 años fundó su firma homónima, siendo uno de los diseñadores más jóvenes en tener su propia marca en aquella época (principios de los cincuenta).

Una de las facetas más conocidas y aplaudidas de Hubert fue su larga amistad con la actriz Audrey Hepburn (más de cuatro décadas), quien también fue un eterna musa. Se conocieron en 1953 (un año después de fundar su firma), en la filmación de la película Sabrina, en la que la histrión vistió diseños de Hubert. También, en el icónico filme Breakfast at Tiffany’s Audrey lució algunos vestidos de Givenchy, como aquel little black dress con el que aparece la histrión al inicio de la película.

Otras creaciones que Givenchy realizó para Hepburn fueron el vestido blanco floreado que utilizó la actriz cuando recibió el Oscar en 1954, y el vestido jersey rosa de mangas largas que lució en su boda con Andrea Dotti, en 1969.

“Los diseños de Givenchy siempre me dieron seguridad y confianza”, confesó alguna vez Hepburn. “Siempre fue mucho más fácil mi trabajo con la conciencia de que me veía muy bien. Y lo mismo en mi vida privada. Los outfits de Givenchy me ‘protegían’ contra personas y situaciones extrañas. Me siento muy bien con ellos”.

Audrey Hepburn no fue la única celebridad con la que el diseñador trabajó. Marlene Dietrich, Greta Garbo, Grace Kelly, Diana Vreeland, Bunny Mellon, Lauren Bacall, Jacqueline Kennedy Onassis, Gloria Guinness y Jane Fonda, entre muchas otras, también fueron engalanadas con creaciones de Hubert de Givenchy.

Givenchy es considerado como uno de los couturiers más influyentes del siglo XX (The New York Times lo recuerda como “El pilar de la elegancia romántica de la moda”). Dos años después de presentar su primera colección couture (1952), lanzó su línea ready-to-wear (1954), y en 1969 su línea menswear. En 1988 vendió su firma al conglomerado de lujo LVMH y en 1995 se retiró. Le sucedieron John Galliano, Alexander McQueen y Julien MacDonald, quienes continuaron con el legado del diseñador y le  imprimieron su sello a las creaciones de la maison. En 2005, Ricardo Tisci asumió la dirección creativa de la firma, y en 2017 fue sustituido por Clare Waght Keller, la primera vez que una mujer se hace cargo de las colección de Givenchy.

“Estoy profundamente consternada por la pérdida de una gran hombre y artista al que tuve el honor de conocer desde mi nombramiento [como directora creativa] en Givenchy”, comentó Waight Keller en su cuenta de Instagram. “No sólo ha sido una de las figuras más influyentes de la moda de nuestros tiempos, cuyo legado aún es notorio en la forma de vestir actual, sino también fue uno de los hombres más encantadores y elegantes que he conocido. [Él es] la difeinición de un verdadero caballero, que permanecerá en mí por siempre”, agregó.

Descance en paz.

NOTAS RELACIONADAS