Una experiencia única durante el mes del amor en The Peninsula París

The Peninsula Paris ofrece una experiencia romántica para celebrar Le Grand Amour durante todo el mes de febrero.

Una experiencia única de San Valentín en The Peninsula París 2

París, la Ciudad Luz, la capital del amor y los enamorados, es un el lugar ideal para celebrar el mes del amor y la amistad, y qué mejor que hospedarse en un hotel de lujo que te ofrece un distinguido paquete especial durante febrero: The Peninsula Paris.

Al hospedarte en The Peninsula Paris durante febrero, serás recibido con champaña Deutz, una hermosa decoración de pétalos de rosa en el baño y un ramo de flores, para acentuar la experiencia de ensueño para cualquier enamorado.

Una experiencia única de San Valentín en The Peninsula París

Y porque quiere consentir, The Peninsula Paris se ha asociado con dos marcas de renombre mundial, La Haute Joaillerie Maison Piaget y La Perla Maison, para que los huéspedes puedan adquirir regalos antes de su llegada, que se colocarán en su habitación.

La Haute Joaillerie Maison Piaget, famosa relojera-joyera suiza desde hace más de 140 años, crea elegantes y extravagantes colecciones de alta joyería gracias al talento excepcional de maestros artesanos y moldeadores de gemas. Cada diseño de Piaget da paso a una nueva emoción: desde gotas de diamantes que se deslizan por el cuello, vibrante follaje que embellece y enmarca la cara y la explosión de gemas con forma de fuegos artificiales.

Por su parte, La Perla Maison evoca el verdadero espíritu del atelier italiano, donde el lujo y la comodidad nunca se ven comprometidos. Diseñada hace más de 30 años, la colección atemporal está hecha a mano con seda especial y terminada con un bordado florentino antiguo. Incorporar las maravillosas cualidades e individualidad usando una pieza de maison es una experiencia inolvidable y una verdadera expresión de la dedicación de La Perla en la artesanía y la calidad.

Una experiencia única de San Valentín en The Peninsula París 1

Además, The Peninsula Spa brindará todas las oportunidades para relajarse con su pareja en sus dos suites VIP de tratamiento doble, piscina y dos jacuzzis, así como otras salas de vapor y sauna.

Para cerrar este romántico viaje con broche de oro, por qué no pasar la última noche en el restaurante de la terraza del hotel, L’Oiseau Blanc, para disfrutar de una vista impresionante de París y la Torre Eiffel.

Para aquellos que prefieren una experiencia gastronómica más íntima y privada, las Rooftop Garden Suites con vista a la Ciudad de la Luz representan una opción perfecta para cenar en la habitación, sin perderse la belleza que París tiene para ofrecer.

Si piensas viajar a París o cualquier otro destino, no dudes en contactar a tu agente de Viajes Palacio.

NOTAS RELACIONADAS