La Vie est Belle L’Éclat, la nueva fragancia de Lancôme

Lancôme reinventa su icónica fragancia La Vie est Belle, y crea una nueva versión con la que escribe un nuevo capítulo en su historia olfativa llena de felicidad.

La Vie est Belle L'Éclat, la nueva fragancia de Lancôme 1

En 2012, los maestros perfumistas Dominique Ropion y Anne Flipo crearon La Vie est Belle para Lancôme, una fragancia que concentra en un solo aroma la idea de belleza simple y natural, libre de convenciones, para la mujer con una visión única y personal de felicidad.

En 2015, Lancôme volvió a encomendar un nuevo reto a estos dos grandes de la perfumería: reinterpretar en una nueva fragancia la idea de felicidad que uno mismo irradia hacia otros. Dos años les tomó a Dominique y Anne crear ese aroma que expresa cómo la felicidad se magnifica cuanto más se comparte. ¿El resultado? La Vie est Belle L’Éclat, un perfume que revela notas suaves, frescas y florales de azahar.

La Vie est Belle L'Éclat, la nueva fragancia de Lancôme 3

La Vie est Belle y La Vie est Belle L’Éclat.

“La flor de azahar es uno de mis ingredientes favoritos, porque sus facetas son inagotables”, admite Anne Flipo. “Al explorar sus diversas caras luminosas, frescas, brillantes y sensuales, que expresen la feminidad optimista, parecía la elección obvia para La Vie est Belle L’Éclat”, agrega.

Es así como el absoluto de azahar es el fundamente brillante de este perfume, el cual se eleva con las esencias de la rosa y el jazmín, que lo convierten en un estimulante bouquet olfativo. Además, este aroma es iluminado por la frescura de la sofisticada bergamota y el aroma cítrico de la mandarina, que se magnifican por un acorde de freesia con delicados acentos de pétalos.

UN BOTELLA FACETADA PARA UN JUEGO INFINITO DE LUZ

Para expresar la idea de felicidad que se irradia, la diseñadora Catherine Krunas se planteó la idea de crear “una sonrisa de cristal” con una infinidad de facetas: “Atrevida en su precisión y sensualidad, el diseño de la Vie est Belle se define por sus curvas, el volumen de la sonrisa, y por mantener su elegancia a medida que evoluciona”, comenta Krunas.

La Vie est Belle L'Éclat, la nueva fragancia de Lancôme 2

Diseñada por los maestros vidrieros de la Maison Pochet, esta nueva botella, al igual que el de la versión de 2012, requirió una increíble habilidad técnica e innumerables pruebas antes de reproducir los bocetos de sus creadores. Cada uno de los 221 pernos que adornan la botella tienen cinco facetas, con los ángulos afilados a mano cuando los moldes fueron creados, para que de este forma cada uno de ellos cobrara vida atrayendo la luz. La sonrisa de cristal se transforma así en un caleidoscopio brillante, multiplicando cada rayo de luz para reflejarlo y proyectarlo al infinito.

La Vie est Belle L’Éclat de venta en El Palacio de Hierro.

NOTAS RELACIONADAS