TAG HEUER AUTAVIA, EL REGRESO DE UN ÍCONO

El legendario cronógrafo de TAG Heuer creado para autos de carreras y aviones está de vuelta este 2017.  

TAG HEUER AUTAVIA, EL REGRESO DE UN ÍCONO 1

En 1933, TAG Heuer (entonces conocida sólo como Heuer) diseñó el primer reloj de tablero para automóviles de carreras y aviones: el cronógrafo Autavia. Su nombre deriva de la conjunción de AUTomóvil y AVIAción.

Casi tres décadas después, en 1962, Jack Heuer, miembro de la cuarta generación heredera de la firma, creó el primer cronógrafo deportivo de pulsera, integrando un innovador detalle: un bisel giratorio, y retomando el nombre de Autavia. Durante 24 años, este fue producido por la marca suiza con diversas variaciones, pero siempre manteniendo la calidad y el espíritu vanguardista que lo caracterizó, haciendo de él un objeto de coleccionistas.

TAG HEUER AUTAVIA, EL REGRESO DE UN ÍCONO 3

Tres modelos históricos del TAG Heuer Autavia.

Por muchos años, el Autavia se relacionó más con el automovilismo que con la aviación. Sus primeros embajadores fueron grandes y destacados corredores de la Fórmula 1 de las décadas de los sesenta y setenta, como Jo Siffert, Mario Andretti, Jochen Rindt, Derek Bell, Clay Regazzoni, Gilles Villeneuve, Jacky Ickx, Emerson Fittipaldi, Graham Hill, Mario Andretti, Björn Waldegård y Steve McQueen, quienes siempre utilizaron orgullosos un modelo Autavia.

Con el tiempo, el Autavia se convirtió en un accesorio esencial para los campeones del automovilismo. De hecho, Jack Heuer fue uno de los primeros patrocinadores de la Fórmula 1.

NUEVOS CÓDIGOS

TAG HEUER AUTAVIA, EL REGRESO DE UN ÍCONO 2

El nuevo TAG Heuer Autavia retoma el diseño del original creado en 1962 por Jack Heuer. Además, dos versiones de correa: en piel y eslabones de acero.

Futura pieza de coleccionistas, tiene un movimiento automático de 233 componentes, con acabados tradicionales visibles a través del fondo de zafiro de la caja. Su diámetro es de 42 mm, grosor de apenas 6.9 mm, bisel graduado de 12 horas, autonomía de 80 horas y hermeticidad de hasta 100 metros. De aluminio negro, el bisel rodea una esfera negra con tres contadores blancos azulados. El resultado refleja el saber hacer de la manufactura suiza combinada con la última tecnología.

TAG Heuer de venta en El Palacio de Hierro.

En este artículo: TAG Heuer, autavia, cronoógrafo, Reloj, Tag Heuer
NOTAS RELACIONADAS