El lado femenino de los relojes IWC Schaffhausen

Desde hace unos años, la firma de relojes suizos de lujo IWC Schaffhausen ha puesto particular atención a la creación y difusión de guardatiempos para mujeres.

 

Este año, en el marco de la Salon International de la Haute Horlogerie (SIHH), una de las ferias de relojería más importantes del mundo, que se celebra en Ginebra, IWC presentó su nueva línea de relojes Da Vinci. “La nueva colección representa una interpretación moderna del emblemático diseño Da Vinci de la década de 1980. Además de innovaciones de Haute Horlogerie, incluye referencias orientadas conscientemente a las mujeres, lo que se refleja en características como diámetros de caja más pequeños, juntas de la correa móviles, biseles con diamantes o correas de piel de Santoni en distintos colores”, explicó Georges Kern, CEO de IWC Schaffhausen, en aquel evento.

IWC Gala SIHH 2017

Georges Kern, Adriana Lima, Jessica Kahawaty y Christoph Grainger-Herr en la Gala IWC en el Salón de la Alta Relojería en Ginebra, el 17 de enero de 2017.

No sorprende que una firma como IWC apueste por la creación de modelos de relojes para mujer. De hecho, una de las tendencias en la alta relojería en los último años ha sido el impulso de las grandes marcas por la creación de nuevos modelos femeninos.

Tampoco es nuevo que IWC realice guardatiempos para mujeres. Lo ha hecho durante años, aunque, sin duda, debido a su historia, las creaciones de la firma han estado asociados más a los hombres. Conscientes de ello, la marca con sede en Schaffhausen, al norte de Suiza, ha dado un importante impulso desde hace unos años en el diseño de modelos más femeninos.

El lado femenino de los relojes IWC Schaffhausen 2

Adriana Lima usando un Portofino Automático Fase Lunar 37.

En 2014, IWC añadió nuevas piezas a su icónica colección Portofino: los modelos con diamantes de 37 mm, con la intención de atraer a “los amantes de relojes que prefieren un tamaño un poco más pequeño”. Además, lanzó el Portofino Automático Fase de la Luna 37, y se incluyó una nueva variante que “celebra el lujo discreto” con la caja pulida de acero fino.

El lado femenino de los relojes IWC Schaffhausen 3

Imagen de campaña del Portofino Automático 37, en donde aparece Cate Blanchet.

Para el lanzamiento de estos modelos, colaboró con el destacado fotógrafo Peter Lindbergh, quien retrató a la actriz Cate Blanchet, y a las modelos Adriana Lima y Karolina Kurkova, en un lujoso escenario: el pueblo de Portofino, Italia, lugar que le dio vida a esta icónica colección, y donde “el jet set internacional se reúne para disfrutar del estilo de vida relajado del sur de Europa.”

El lado femenino de los relojes IWC Schaffhausen 4

Dos modelos del Portofino Automático 37 y uno del Portofino Automático Fase Lunar 37.

Dos años después, en 2016, la firma presentó sus versiones de 36 mm de otro de sus emblemáticos guardatiempos: Aviador. Este modelo representa el más pequeño de su oferta actual, con lo que apostó de nuevo a un público “que prefiere llevar un reloj pequeño y discreto”. Y si bien el tamaño no implica necesariamente que sea para mujeres, sí hay una clara intención de ofrecer más alternativas para ellas.

El lado femenino de los relojes IWC Schaffhausen 5

Tres modelos del reloj Aviador Automático 36.

Por su parte, el objetivo de la firma por llegar a una clientela más femenina continúa con el lanzamiento este año, como se mencionó al principio, de los más recientes modelos Da Vinci, de los que la actriz británica Rosamund Pike funge como rostro y embajadora de los relojes que homenajean al pintor, escultor e inventor renacentista, y cuyo rediseño contempló regresar a una caja redonda de 36 mm, dejando atrás la forma de tonel.

Y aunque el objetivo de la firma es ser más incluyente con modelos más finos, delgados y pequeños —condiciones que atraen de un reloj a las mujeres—, lo cierto es que también cada vez más mujeres han abierto su perspectiva sobre el tipo de guardatiempos que les gusta usar.

El lado femenino de los relojes IWC Schaffhausen 6

Rosamund Pike con un reloj IWC Aviador Automático 36, fotografiada por Jesper Mcilroy para la revista “Hong Kong Tatler”.

Ejemplo de ello es la declaración que hizo Rosamund Pike al diario británico Telegraph: “Me gustan cómo se ven los relojes para hombre en las mujeres. Hacen ver tu muñeca más delgada. Uno de mis modelos favoritos de IWC es el Big Pilot; se ve muy cool en los hombres y me encantan las historias detrás de él, pero admito que es demasiado grande para que una mujer se lo ponga. Yo, en cambio, uso el Portugieser, que es muy elegante pero tiene todos los detalles de un cronógrafo deportivo”.

Por otro lado, Adriana Lima, otra importante embajadora de los relojes de IWC, comentó al periódico —también británico— The Daily Mail que “ser femenina no significa que no puedas utilizar un reloj para hombres. Creo que las mujeres nos sentimos empoderadas cuando nos ponemos un guardatiempos masculino”.

Y tú, ¿qué reloj IWC utilizarías?

Encuentra una amplia gama de relojes IWC Schaffhausen en El Palacio de Hierro.

En este artículo: IWC, mujeres, Relojes
NOTAS RELACIONADAS