Swarovski y Jean Paul Gaultier

La casa presenta su segunda colección en colaboración con el diseñador.

 jean-paul-gaultier

Todo comenzó en 2012 luego de que Jean Paul Gaultier visitara las oficinas centrales de Swarovski en Wattens, Austria. La perfección de los cristales de las piezas que encontró en el archivo de la casa, le causó tal impacto que fue el catalizador para una nueva colección inspirada en su contrario: la imperfección.

Así nació Reverse de Atelier Swarovski, un homenaje a las contradicciones con el que Gaultier, quien constantemente desafía los límites de la creatividad, juega con el concepto de ‘perfecta imperfección’, creando piezas modernas e innovadoras.

Además de integrar nuevas siluetas, el componente que destaca en los diseños es la piedra Kaputt, un cristal con diferentes facetas y de aspecto irregular, utilizado por primera vez en joyería.

La relación de Jean Paul Gaultier con la casa de cristal comenzó desde los ochenta, cuando éste incluyó por primera vez los cristales de Swarovski en sus colecciones. Otras colaboraciones a futuro incluyen el diseño de los aparadores de la tienda insignia en Vienna, así como la realización de una instalación para el museo Swarovski Crystal Worlds, en Austria.

jean-paul-gaultier

En este artículo: SWAROVSKI, Jean Paul Gaultier
NOTAS RELACIONADAS