Restaurante Prendes

El glamoroso comedor, que con sus platillos cuenta la historia de México, reabre sus puertas.

Prendes

Luego de permanecer cerrado por un periodo de casi 20 años, el emblemático restaurante vuelve a abrir en El Palacio de Hierro Polanco.

Prendes nació originalmente en 1892, gracias al esfuerzo y las ilusiones de los hermanos asturianos Manuel y Rafael Prendes García.

Su primera ubicación fue un local en el centro histórico de la ciudad de México, exactamente donde ahora se encuentra el Palacio de Bellas Artes.

Hoy en manos de Lázaro Álvarez Villaseñor, miembro de la cuarta generación, el lugar se ha transformado en un moderno restaurante que continúa siendo ideal para saborear un platillo tradicional de la cocina mexicana o española, además de un agradable espacio de convivencia.

Aunque quizá para las nuevas generaciones el nombre no resulta familiar, hubo una época en la que Prendes fue un glamoroso comedor y el centro de reunión de grandes personalidades de la historia de México, incluyendo presidentes, políticos, artistas y periodistas, quienes eran atendidos personalmente por el entonces dueño.

Prendes 5

Mientras que Victoriano Huerta y Emiliano Zapata asistían a degustar un filete de res, Lázaro Cárdenas prefería el pescado blanco. Años más tarde, el maestro Justo Sierra pasaba horas en la sobremesa hablando de filosofía y Siqueiros de política. Igualmente, estrellas como María Félix, Pedro Infante, Jorge Negrete y Agustín Lara acudían a menudo. Es así que cientos de anécdotas han hecho de Prendes un lugar con sabor y tradición, y en el que cada platillo cuenta una historia.

Los hoy famosos gusanos de maguey, por ejemplo, se cocinaron por primera vez y se incluyeron en el menú gracias a Diego Rivera, quien se aficionó a comer ahí mientras pintaba los murales de Palacio Nacional en la década de los años treinta.

Otros relatos como éste hay de sobra. Ha sido tal la variedad de personajes asiduos al restaurante, que un gigantesco mural con sus rostros decoraba las paredes de la construcción original. Para la nueva locación, desgraciadamente, éste no ha podido rescatarse. Pero en su lugar la artista Pilar Goutas creó uno nuevo que ocupa uno de los muros del salón principal.

Prendes 3

En todo el nuevo recinto la decoración es elegante y moderna. Las áreas son amplias y están divididas en secciones, permitiendo que haya espacios razonables entre mesa y mesa.

Prendes 2

Se puede elegir un lugar adentro, o si se prefiere, disfrutar de la terraza en la que hay un área con cómodos sillones para tomar un coctel y escuchar la música del DJ cada jueves y viernes.

Adicionalmente, en el piso de arriba hay un salón privado con balcón, y con capacidad para 30 personas.
Prendes 9

Y en cuanto al menú, mientras que muchas de las opciones iniciales prevalecen, otras cuantas han sido añadidas. En cualquier caso, es difícil hacer una elección.

Nuestra sugerencia para abrir el apetito es comenzar con la alcachofa asada y continuar con una cazuela de camarones al ajillo, los tacos de pato o unos escamoles a la hidalguense. Como plato fuerte, se puede elegir un Rib-Eye o el clásico filete “Chemita”. La carta de vinos ofrece excelentes opciones para acompañar los distintos platillos.

Cualquiera que sea la opción elegida, siempre será mejor acompañada de una amena conversación, pues si algo tiene Prendes es que invita a prolongar el ritual de la comida y disfrutar de una larga sobremesa.

 

Restaurante Prendes

El Palacio de Hierro Polanco

5280 4309 / 5280 0218

NOTAS RELACIONADAS