Días de lluvia

Recordamos el origen de las botas Hunter.

Botas de lluvia 7

Las hoy conocidas botas para lluvia Hunter tienen su origen en 1856, cuando Henry Lee Norris fundó la compañía de productos industriales North British Rubber Company en Escocia.

Entre otros objetos, el empresario americano fabricaba botas de trabajo hechas con caucho vulcanizado, en aquel entonces un innovador material que las hacía altamente resistentes.

Botas de lluvia 1

El modelo se convirtió de inmediato en un éxito, pero lo que verdaderamente impulsó su popularidad fue la Primera Guerra Mundial, que aumentó significativamente su fabricación cuando los soldados comenzaron a utilizar las botas. La demanda fue tal que la fábrica permanecía abierta las 24 horas del día. Años más tarde el suceso se repitió y durante la Segunda Guerra Mundial la producción rebasó el millón.

 

Botas de lluvia 4

El Príncipe de Gales y la Princesa Diana portando un par de Hunters en 1981.

La Original Green Wellington, el icónico modelo color verde que caracteriza a la marca, fue diseñada en 1956. 

 

Botas de lluvia 3

Desde que Kate Moss las utilizó en Glastonbury en 2015, se convirtieron en un must para los festivales.

A lo largo de toda su historia, desde deportistas hasta exploradores lo han utilizado en diversas ocasiones, pero han sido personajes como la Princesa Diana o la modelo Kate Moss (quien las utilizó en el festival de Glastonbury en 2005), quienes han contribuido enormemente a su popularidad.

 

Botas de lluvia 6

También  llamadas coloquialmente Wellies, este sobrenombre se debe al Duque de Wellington, quien en 1817 mandó fabricar un par con tacón bajo y en piel, para poder utilizar de igual manera tanto en el campo de batalla como en otros eventos.

 

Botas de lluvia 5

Apreciadas por su resistencia y comodidad, el día de hoy Hunter son las botas para lluvia preferidas. Su gran éxito se debe a su funcionalidad y practicidad, además de la estética de su diseño.

En este artículo: Hunter Boots, botas, Kate Moss, Verano
NOTAS RELACIONADAS