Cristóbal Balenciaga en el Museo de Arte Moderno

La primera exposición del modisto español en México, finaliza este fin de semana. Recordamos la charla que tuvimos con su curador Javier González de Durana, al inaugurar la muestra.  

Cristóbal Balenciaga en el Museo de Arte Moderno 6

Retrato de Cristóbal Balenciaga por el fotógrafo británico Cecil Beaton, 1950.

 

¿Cómo fue el proceso de elección de las piezas que se verán en esta exhibición? 

Se presentarán diversas prendas de diferentes épocas del diseñador, todas provenientes de colecciones privadas y del Museo Cristóbal Balenciaga [España].  

Lo que no explican los vestidos, lo complementan fotografías de Manuel Outumuro.

¿Cuál es el enfoque de esta exhibición?

Hacemos mucho énfasis en la singularidad y originalidad de los patrones y cortes, más que en lo espectacular o lujoso de los materiales. Esperemos que esta pequeña muestra haga sentir la necesidad de una exposición más amplia y diversificada.

Sin duda, uno de los retos más grandes para el curador a la hora de exhibir un vestido es la falta del cuerpo con volumen y movimiento.

Estos vestidos de alta costura son piezas únicas creadas en específico para ciertas mujeres, que ya no existen o cuyos cuerpos se han modificado con el tiempo. ¿Qué queda entonces? Dejar de considerarlos vestidos para verlos como objetos que un día sirvieron para vestir.

Cristóbal Balenciaga en el Museo de Arte Moderno 7

Abrigo en jacquard.

 

¿Alguno de los vestidos cuenta alguna historia en especial?

El vestido de novia, que nunca había sido exhibido. Balenciaga regalaba un diseño a las modistas que cumplían 25 años y a las que se casaban mientras trabajaban para él. El vestido que verán nunca se presentó en una pasarela; es una pieza única, realizada para una de sus trabajadoras.

Cristóbal Balenciaga en el Museo de Arte Moderno 8

Detalle de vestido de novia.

Una exhibición invita a ver la moda desde un ángulo distinto. ¿Cómo deben mirarse estos vestidos en el museo?

Un vestido de Balenciaga, o de cualquier otro couturier, se muestra en un museo como un objeto que ha modificado su función original para poner en evidencia sus valores estéticos e históricos; cada pieza contiene un mensaje a descifrar.

Llevar un vestido Balenciaga puede convertirse en toda una experiencia que, además, invita a adoptar un porte único.

Efectivamente. Tras analizar el cuerpo de la mujer, Balenciaga imaginó nuevas formas de vestir, al envolver al cuerpo con volúmenes y formas fluidas y modernas, dando visibilidad a interesantes zonas del cuerpo que carecían de protagonismo, como la nuca, las muñecas y los antebrazos.

Balenciaga imaginó nuevas formas de vestir a la mujer.

Grandes íconos internacionales encarnaban el espíritu de Balenciaga de la época, ¿qué mujer mexicana lo hacía mejor? ¿Qué mujer contemporánea lo hace ahora?

La socialité e ícono de estilo de los sesenta Gloria Guinness, así como las grandes actrices María Félix y Dolores del Río. Hoy en día, Salma Hayek.

Cristóbal Balenciaga en el Museo de Arte Moderno 9

Sombrero en seda.

¿Qué crees que Cristóbal Balenciaga pensaría de la marca en la actualidad?

No tenemos idea de lo que pensaría, pero sí sabemos lo que opina su amigo Hubert de Givenchy: él cree que no le gustaría. Y no tendría por qué ser así; estamos en otra época. A Cristóbal no le agradó el rumbo que tomaba la moda en 1968, año en que se retiró, así que ¡cómo gustarle lo que se hace medio siglo después! La moda pertenece íntimamente a cada época.

¿Consideras que las recientes colecciones Balenciaga son fieles al legado del maestro?

Nicolas Ghesquière le dio vida a la casa entre 1997 y 2012. Alexander Wang supo entender la filosofía de la casa entre 2012 y 2015; su última colección Primavera-Verano 2016 fue lo más “Balenciaga” que hizo. Pienso que Demna Gvasalia, el nuevo director creativo, necesita más tiempo para adaptarse a la maison. El tiempo que estuvo en Maison Margiela le afecta mucho todavía.

Hasta el 4 de septiembre de 2016 en el Museo de Arte Moderno

Balenciaga de venta en El Palacio de Hierro.

En este artículo: Balenciaga, Balenciaga, exposición, Moda, Museo
NOTAS RELACIONADAS