El refugio de monsieur Dior

Un breve recorrido por La Colle Noire, el castillo que el couturier francés Christian Dior compró en 1951 y que fue recuperado por la maison en fecha reciente.
El refugio de monsieur Dior 4

El jardín de fragancias y el espejo de agua de La Colle Noire son espectaculares.

El Château de La Colle Noire fue adquirido en 1951 por Christian Dior, quien durante la Segunda Guerra Mundial había vivido cerca de ahí, en Callian, Francia, con su hermana y su padre. En aquellos años, el couturier gozaba de fama y defendía una moda “simple sin ser fría”, y apostaba por la naturalidad. En su constante búsqueda de ideas, en inventor del New Look nunca dejó de cultivar un jardín poético (en más de un sentido).

El refugio de monsieur Dior 3

Monsieur Christian Dior.

 

La búsqueda de un espacio donde encontrar paz e inspiración, y cultivar plantas y rosas, lo llevó a adquirir La Colle Noire, una finca del siglo XIX cerca de la localidad de Grasse, en el sur de Francia. “Quisiera que ésta fuese mi verdadera casa, en la que, si Dios me da una larga vida, pueda retirarme. En la que pueda cerrar el círculo de mi existencia y reencontrar el jardín secreto que protegió mi infancia”, escribió en su autobiografía Dior et Moi.

El refugio de monsieur Dior 7

En 2013, el grupo de lujo LVMH, propietario de Dior, adquirió La Colle Noire para regresarle su antiguo esplendor.

Debido al mal estado de la propiedad, Christian encargó su restauración al arquitecto francés André Svétchine, quien transformó las bodegas y los graneros en salones y suites, mientras que el mismo Dio ayudó a plantar las flores en el jardín de 50 hectáreas.

El refugio de monsieur Dior 2

Cada rincón de esta finca del siglo XVIII fue restaurado a conciencia.

Por eso no sorprende que éste fuera el lugar que inspiró al couturier para la creación de varias fragancias, en las que cada aroma evoca el idílico. Desafortunadamente, las obrar duraron años y monsieur Dior murió antes de ver terminado su sueño.

El refugio de monsieur Dior

La habitación conocida como el obispo, que Christian Dior no alcanzó a restaurar, es hoy el salón de recepción, concebido según los deseos del diseñador.

En 2013, el grupo LVMH, que dirigie la maison Dior, adquirió la propiedad y, después de una serie de trabajos de remodelación, la reinauguró en abril pasado. Hoy, La Colle Noire reflorece con la misma elegancia y encanto que le dio el diseñador.

NOTAS RELACIONADAS