El origen de todo

Visitamos Helios, el ultramoderno centro de investigación del grupo LVMH, donde se desarrolla la línea de tratamientos Kenzoki.
El origen de todo 4
El origen de todo 5
El origen de todo 1
El origen de todo 6
El origen de todo 2
El origen de todo 7
El origen de todo 3
El origen de todo 4 El origen de todo 5 El origen de todo 1 El origen de todo 6 El origen de todo 2 El origen de todo 7 El origen de todo 3

Helios, en el corazón de Cosmetic Valley, al sur de París.

Invitados por la división de belleza de Kenzo, viajamos a Saint-Jean-de-Braye, una ciudad al sur de París, en el corazón del Cosmetic Valley. Creado a imagen y semejanza del Silicon Valley californiano, se trata de un polo industrial y científico dedicado al mercado de la cosmética, en el cual Francia es líder absoluto. Fundado en 1994, Cosmetic Valley hoy registra una facturación anual de 26 mil millones de euros. Además de Guerlain y Givenchy, por mencionar solo a algunas, una de las marcas que allí tienen su centro de investigación es Kenzoki, la línea especializada de tratamientos de Kenzo. A continuación, una crónica
de nuestra visita a este laboratorio de experiencias sensoriales.

EL REY SOL

Helios (la personificación del Sol en la mitología griega) fue inaugurado en noviembre de 2013 y se ubica dentro de un gigantesco complejo industrial de 18,000 metros cuadrados —propiedad de grupo LVMH— que alberga también los laboratorios de Dior. En este lugar se reúnen cientos de investigadores y científicos que se rigen bajo los más altos estándares. El equipo destinado para Kenzoki trabaja en áreas como biología celular y molecular, histología (parte de la biología que estudia la composición y estructura de los tejidos de los seres vivos) y formulación.

Nuestro recorrido comenzó en el área de etnobotánica (disciplina que estudia las relaciones entre el hombre y las plantas), la cual es fundamental para Kenzoki, ya que todos sus productos se basan en la flora ancestral de Asia, como el loto blanco y las flores de jengibre y ciruelo. Aquí, cada ingrediente es seleccionado por su acción específica sobre la piel, ya sea humectar, desintoxicar, prevenir el envejecimiento o mantener su brillo. “Nuestros etnobotánicos viajan todo el año alrededor del mundo en busca de nuevas materias primas e ingredientes activos que tengan algún beneficio para la piel”, nos explican.

EN TODOS LOS SENTIDOS

El compromiso con la innovación, la creatividad y la excelencia es palpable.
Otra de las áreas de investigación más relevantes para la marca es la de análisis sensorial, ya que su filosofía es ir mucho más allá del cuidado de la piel para ofrecer, a través de sus productos, experiencias singulares para todos los sentidos. Aquí los especialistas se aseguran de obtener los delicados aromas y texturas característicos de los productos Kenzoki. Según nos explica uno de los investigadores, “es un gran reto, porque el equipo de formulación de fragancias tiene que reproducir exactamente el aroma original creado por los perfumistas en cada una de las presentaciones de un producto, sea humectante, desmaquillante, mascarilla o crema”.

HASTA LA COCINA

Nuestra visita incluyó una demostración que se llevó a cabo dentro del área de formulación, donde “convivimos” con muchos de los ingredientes que se incluyen en sus tratamientos más famosos, además de que presenciamos la manera en que los especialistas los mezclan como si estuvieran preparando un delicioso pastel. Este proceso es lo más parecido que puede existir entre química y repostería, y sorprende por su aparente sencillez, ya que después de solo unos cuantos minutos de mezclar y añadir finísimas materias primas, se logró replicar un producto terminado tal y como viene dentro del envase final.

Partimos de regreso hacia París convencidos del compromiso de la marca por la innovación, la creatividad y la excelencia. Después de haber experimentado de primera mano cómo los productos Kenzoki crean emociones y estimulan tanto el cuerpo como la mente, se vuelve clara la efectividad
de sus avanzadas fórmulas.


El origen de todo

BELLE DE JOUR FOR A FACE IN HEAVEN

¿Qué es?

Tratamiento antiedad de loto blanco para un efecto radical sobre la belleza del rostro.

¿Por qué la necesitas?

Esta crema envuelve la piel dentro de una burbuja, para que recobre su equilibrio ideal y absorba todos los beneficios de este fantástico tratamiento, además de proteger la piel mediante la reducción de radicales libres.

¿Cómo se usa?

Aplica una pequeña cantidad en los pómulos, frente, cuello y barbilla. Disfruta de las sensaciones que la textura de la crema produce sobre tu piel. Inhala y deja que su fragancia cautive tus sentidos. Puedes utilizarla día y noche.

NOTAS RELACIONADAS