THE ONE AND ONLY

Christopher Bailey es director creativo de Burberry desde 2001 y, a partir de abril, también CEO. Conoce más sobre él.
THE ONE AND ONLY
  1. “De chico ni siquiera sabía que la moda existía. Suena algo ingenuo pero de verdad la palabra no existía en mi vocabulario”.
  2. Su padre era carpintero y su madre hacía los displays de la departamental Marks & Spencers. Solamente tiene una hermana mayor.
  3. De pequeño acompañaba a su madre a diferentes bazares y flea markets, donde curiosamente su primera compra fue un trench coat de Burberry. Como su abuelo también tenía uno, siempre fue parte de su cultura.
  4. Obtuvo una licenciatura en diseño de moda por la Universidad de Westminster. En 1994 realizó una maestría en la misma disciplina en el Royal College of Art. De ambas instituciones recibió un Doctorado.
  5. Desde hace mucho tiempo Christopher es mentor de nuevos talentos creativos en reconocidas instituciones del Reino Unido, incluyendo el Royal College of Art y el Chelsea College of Art, entre otras.
  6. El año pasado ascendió a CEO de Burberry, convirtiéndose en el primer diseñador en la historia en asumir la presidencia de una compañía no fundada por él.
  7. Cuando llegó a Burberry no tenía idea que la fábrica original donde se teje la gabardina para los trench coats está en Castleford, un pueblo en Yorkshire a 15 minutos de su hogar.
  8. Él mismo se ha declarado como un control freak. En los headquarters no puede pasar algo sin que lo apruebe, incluso sobre la elección de flores y la marca de agua que sirven. En su oficina impera el blanco y tiene una estricta política de limpieza.
  9. Su mejor amiga de toda la vida es enfermera en Yorkshire y lleva una vida muy distinta a la de él.
  10. Bailey se considera a sí mismo bastante tímido y se dice una persona hogareña de corazón.
  11. Cuenta como anécdota que la primera vez que tuvo consciencia sobre su gusto por el diseño fue a los 10 años en una tienda de muebles donde sus padres y hermana estaban muy entusiasmados por comprar un sofá que a él le parecía horrible.
  12. Su restaurante favorito es el Madler, en Kings Road, en el barrio de Chelsea, a donde va a cenar mínimo una vez a la semana con su pareja. En cuanto a la comida es muy exigente: no le gustan tanto las verduras, prefiere la carne y el pescado; pero sobre todas las cosas, el chocolate.
  13. Todos los días llega puntualmente a las 8:30 de la mañana a su oficina.
NOTAS RELACIONADAS