DETRÁS DE ACQUA DI GIÒ ESSENZA

Entrevista con el perfumista Alberto Morillas y el fotógrafo Bruce Weber con motivo de la nueva versión de la fragancia masculina Acqua di Giò.
LOS HOMBRES DETRÁS DE ACQUA DI GIÒ ESSENZA 5

Esta nueva versión se llena de sensualidad, pues Acqua di Giò Essenza se inspira en Apolo, un dios de gran belleza, interpretado por el modelo canadiense Simon Nessman. Platicamos con su creador y el director de la campaña.

LA NARIZ: ALBERTO MORILLAS 

A Alberto Morillas le llaman “El Maestro”, y es que a lo largo de más de cuatro décadas se ha dedicado a crear fragancias de forma magistral. Su memoria olfativa, que incluye más de 2 mil aromas, es su superpoder, gracias al cual ha dado vida el aroma más reciente para Armani.

Lanzado originalmente en 1996, Acqua Di Giò es ahora una leyenda, ¿cómo explicas este éxito?
La revolución de Acqua Di Giò fue el resultado de demostrar que un aroma fresco también puede ser sensual. Esta fragancia masculina fue la precursora de una nueva tendencia. Se distinguió por utilizar una nueva fórmula: hedione (un ingrediente derivado del jazmín), que aportó notas frescas y por ser unisex.

¿Acqua Di Giò Essenza es una reinterpretación de Acqua Di Giò?
En términos olfativos, Acqua di Gio Essenza es una nueva versión de sus códigos, con una mayor luminosidad. Nos lleva aún más cerca del placer y de las sensaciones de frescura.

¿Cómo describirías a Acqua Di Giò Essenza?
Se trata de una fragancia amaderada, acuática y fresca, pero más moderna e innovadora. Para lograr esta fórmula trabajé en torno al Cascalone y al Paradisone, dos nuevas moléculas de Firmenich (firma experta en perfumería). La nota base, cálida y fascinante, del Ambrox (un derivado del ámbar gris, producto metabólico del Cachalote) se resalta y se armoniza con el poderoso corazón de pachulí, producido a través de un método de destilación especial para crear un aura contemporánea y sensual.

¿Qué imagen olfativa del agua evoca este aroma?
El agua de una laguna o de una cascada, con ese aspecto luminoso y transparente. La sensación de frescura extrema, ligeramente mineral, como el rocío del agua fría.

¿Hay una forma especial para aplicar Acqua Di Giò Essenza?
Sí. ¡Se vale la sobredosis! Se pueden repetir las aplicaciones durante el día tanto como se desee para renovar esa sensación de frescura luminosa que la caracteriza.

EL DIRECTOR: BRUCE WEBER

La larga trayectoria de este fotógrafo y cineasta en el mundo publicitario ha estado marcada por mostrar, sin miedo y con mucha sensualidad, particularmente el cuerpo masculino. Sobre la encomienda de realizar la campaña de Acqua Di Giò Essenza platicamos con él.

Eres conocido por tus sesiones fotográficas de moda y tus tomas supernaturales de la idílica juventud. El agua juega un papel importante, ¿para ti es un componente primordial?
Siempre he sentido la libertad que inspira el mar. Crecí en un pequeño pueblo en el Midwest (Estados Unidos) y no había océano, pero sí una gran cantidad de lagos. Así que el agua ha llegado a ser sinónimo de alejarse de todo, viajar y volver a la naturaleza. Creo que la piel mojada es un tema enorme para la fotografía. En cuanto a los modelos se refiere, me gusta fotografiar a la gente joven, pero también me gusta hacerlo con la gente de la tercera edad. Lo que busco, sobre todo, es la belleza.

¿Cuál fue tu inspiración para la campaña de Acqua di Giò?
He pensado mucho sobre el señor Armani. Me crié con sus fotografías, con su ropa, sus perfumes; siempre lo he admirado. A veces era sólo el retrato de una persona, pero sentí que esa persona tenía una historia. Quería explorar ese terreno de una manera más emocional, comunicar su atención al detalle, su generosidad. Hace años fui a un desfile de Armani en Milán. Después, acudimos a una fiesta en una casa muy vieja. Mientras caminábamos por una escalera monumental, personas vestidas con trajes del siglo XVIII nos dieron la bienvenida, sosteniendo unos impresionante candelabros. La iluminación era increíble. En el comedor, en cada una de las sillas había un pequeño cojín confeccionado por el propio Sr. Armani. Esto es lo que quiero transmitir, ese tipo de hospitalidad, la intención de brindar placer a la gente y la fabulosa sensación de refinamiento.

¿Consideras éstas las cualidades de la casa Armani?
Por supuesto, del Sr. Armani, por encima de todo. Siempre ha sido muy apasionado, en su trabajo y en su vida; desea hacer cosas hermosas y fuertes. Comparto esos propósitos. Pensé en eso y el hecho de que tiene una casa en una isla; pensé en lo que lo llevó a ella: la paz y la serenidad del lugar. Fue así como se me ocurrió una historia con Simon Nessman, quien encarna la fragancia.

Para Weber, Simon transmite masculinidad y serenidad / El sello Weber: mostrar el cuerpo masculino con mucha sensualidad

 

Has trabajado con Simon desde hace mucho tiempo…

Lo conocí cuando tenía 15 años. Acababa de salir de Vancouver y jugaba rugby y basquetbol. Le tomé sus primeras fotografías y me gustó mucho su elegante sensibilidad. Tiene algo muy masculino, gran espontaneidad y una especie de fragilidad encubierta. Además posee valentía –hay que tener valor para estar frente a la cámara– timidez y humanidad. No es sólo su gran belleza, también es un chico que transmite un gran espíritu y elegancia natural.

En la era digital todavía trabajas con rollos de película, ¿qué hay detrás de esta elección?
No sé si realmente es una elección, pero en ese aspecto soy de la vieja escuela y estoy bien con ello. Mi abuela pintaba y tomaba hermosas fotografías, también mi padre y uno de mis tíos; todos utilizaban rollos y me crié de esa manera. Me gusta la calidad de las tomas cuando la luz incide en la película, el hecho de que se pueda tocar la imagen y casi tocar a la persona en ella.

Una fragancia amaderada, acuática y fresca 1,900 pesos

También produjiste el filme para la campaña. ¿Cómo fue la conceptualización?
Mientras tomaba las fotos pensé mucho sobre el yoga y cómo la fragancia, al igual que dicha disciplina, te conecta con el mundo. Me gustó la forma en la que Simon se enfrentó a la cámara, con valor, sin miedo. Pensé en el agua, la naturaleza y el entorno. Se trata más de crear un estado de ánimo o una atmósfera que una serie de secuencias en sí. Digamos que al seguir esa idea mi imaginación simplemente se puso en marcha: tengo mucha imaginación, pero eso es, seguramente, lo que se espera de mí.

¿De ahí el uso del blanco y negro?
Eso era lo que el Sr. Armani quería y en lo que yo estuve de acuerdo. El blanco y negro era el concepto adecuado para Acqua Di Giò Essenza, y, más ampliamente, para el espíritu de Armani. Cuando tomas fotografías como éstas, es muy importante mantener la intimidad; y el blanco y negro es un recurso perfecto para lograrlo.

NOTAS RELACIONADAS